miércoles, 18 de octubre de 2017

LAK-BERNA N°23


Directora :Gladys Cepeda
https://lak-berna.blogspot.com.ar/2017/
Gracias por sumarse, participar,visitar ,difundir y dejar difundir en sus grupos

en facebook

a los mensajes de apoyo, esto es muy importante ya que logra que mas personas conozcan la publicación y puedan participar o compartirla Tambien a los medios que me han hecho notas para llegar hacia lo infinito !!!!!!!!!!!!!!

https://www.facebook.com/groups/776249445862820/
Lak-berna Revista https://www.facebook.com/pages/Lak-Berna/649006895208007 y LAK-BERNA Grupo en FB donde pueden publicar su material
yhttps://www.facebook.com/groups/776249445862820/


Editora Y rec0piladora : Gladys Cepeda


Invito a visitar la 2 Antología de LAK-BERNA

https://www.yumpu.com/es/document/view/59459383/lak-berna-antologia3pdf-2

Una edición especial donde participaron escritores y artistas visuales que participaron desde los principios de la revista

https://www.facebook.com/groups/489841611211897/
Gracias por sus palabras !!!!!!! de apoyo
Un saludo para todos

Luis Ferrero


Función.de Gala
Ostinato de farsas
martillan i esas bocas.
Relatos apócrifos de lo cotidiano
toda incertidumbre es verosímil
cuando la realidad no sale a escena

La música perfecta
como la de las sirenas de Ulises
Son tan bellos los monstruos
qué regurgitan las cabezas
de los náufragos!.

El disfraz, exacto, a medida
de los aplausos de los recaudadores
o de los crédulos que sacan su entrada
creyendo que algún día
podrán subir al escenario
Diógenes escribe los libretos
Actores impecables
atruenan con torpes astucias
falaces certezas
en una diaria tragedia de enredos
La verdad entre bambalinas
asoma atónita sus ojos
a punto de pegarse un grito.
Un tramoyista desciende
una perfida cruz de pan prometido
y arroja billetes falsos al paraíso
Deja caer la maqueta
de un dios insaciable de oro
qué bendice a los sacerdotes
Qué celebran la misa
del odio y del olvidó.
Función de gala con final abierto.

Pero afuera, en las afueras
de todo afuera
transitan pies de cartón
relojes desocupados
luna de pechos de niña
qué amanecerá parturienta
El desamor en.una esquina
conversa con el diablo
la muerte y la locura
se besan en la boca.
Desarrapados ojos del dolor
qué ya no tienen manos
para recibir la limosna de la indiferencia

Entonces la realidad sale del teatro
Y desnuda como la luz
camina rumorosa por las calles

martes, 17 de octubre de 2017

Carlos Norberto Carbone

                                                  Pintura de Rene Magritte
EL HOMBRE QUE MURMURABA


Entonces
murmuró a dos voces con su soledad
antes de tropezar con las palabras
/perdidas.


El hombre
que solo contaba crueles historias
-miró a su alrededor-
y a su antigua sombra le pidió
un poco de paz.

LA POESIA ES MI RELIGION


Entonces
dejé que el azúcar
de su voz
se disuelva en mi sangre
para que tengan sentido
estás palabras
que canto.



Ext de MIRADAS DE FUGA

© Carlos Enrique Cartolano.



cuando la liquidez cabe/ si bulle dilata corriente o siempre
desgrana orillas lecturas y memoria/ cuando corre sin
fin fiesta del sentido cuanto besa el visitante/ sus manos al ritmo
de palabras/ el surtidor de imagen con cabeza a salvo
las consumaciones a despensa surtida/ la presión
del líquido su anchura/ el vértigo al despertarme metas y parecer
al fin del sueño: la corriente va/ éste en ella: dice



números tapizan el lecho del río interior/ grados que la distancia
dibuja al nadador/ tatuajes de ido llegado/ alguna partida a medias
y la espera en bordes del silencio
lleva aguas la corriente/ a flote palabras mece mi amor



es una construcción/ ingeniería de cauces la forma definida
capacidades de garganta y el bombeo uniforme/ impermeable
el nombre/ las plantas esculpidas con paisajes
es a nado el regreso sin vellocino ni corona/ el hombre
es cuanto vio y dejó en el resto

“Cuaderno Siete”, 2017

Lika Peluchita


                                             
                                                      lidicecape.tumblr.com.ar

Arte Gaby


 

Liliana Varela


Vestal de ti

Porque repetís el rito del litúrgico meandro
voy a vos desde el Edén jamás creado,
desde el silencio que un Big Bang rompió alguna vez.
Me resisto a responderme-te que la vida es un suspiro
que el desierto es sólo arena-antes mar.

Me provoco, te conquisto
me ensimismo, me crepito
en la borrasca que no llega a diluviarte
en la boca que no puede devorarte-me
por completo.

De Vestal soy aún manos
que un cántaro aún atisba,
soy la garra, la codiosamente pérfida actitud
que te provoca ser hombre

y me torna a mi mujer.







Carta a Baudelaire


Mi querido Charles:

Te preguntarás el porqué del “querido”, el porqué de la lívida hipocresía de osar equipararme a ti, del ansía de acercar incongruentes líneas de tiempo sólo para que las podredumbres de nuestros jardines se fusionen.

¡Pregunto y mi osamenta no responde!

¿Habré de creer que el calificativo previo a tu nombre me fue entregado entre pesadillas por los demonios que me habitan y no perdonan el latido de esa roca que me inunda de la vida que no quiero?

Poco importa la fuente cuando los ojos son cuencos vacíos.

Heme aquí… buscando olvidos en los etílicos vahídos que no logran saciar la sed; cegándome la vista con tus letras cargadas de roja tinta que me hieren placenteramente.

¡Ay!, y te siento el patíbulo donde he de colgar la despreciable cáscara que arrastro como mortaja.

¡Y Me siento unida a ti con el mismo lazo de muerte con que la parca nos tironea hacia el infierno en el que Satán mismo nos es indiferente!

¡Tú, que viviste en el spleen que hoy habitan mis días! Sal del mismo infierno y ofréceme el silencio con que se visten tus huesos.

¡Apiádate de la miseria en que el poeta reencarnado en Lilith implora!

Porque no hay peor oscuridad que la del luminoso discernimiento, no existe más horror que el abrir los ojos a diario con la esperanza del no poder hacerlo.

Semper Eadem” exclamaste en uno de tus versos…quizás esculpiste con tu sangre la frase en alguna orquídea negra de tus flores del mal; da igual.

Mi Pierrot interior se inclina ante tu nombre y besa tus despojos con el mórbido encanto de la envidia.

¡No habrá necrofilia que robe el corrupto secreto de tu sapiencia!

He de sorber el opio de los días hasta que el caprichoso acto de la tumba recién excavada asile este cuerpo que ya ha muerto hace tiempo, pero aún camina, vaya a saber por culpa de qué extraña inercia.

Me despido mi “querido” Charles, sin haber dilucidado el misterio del adjetivo aplicado.

O tal vez sí pero aún sin reconocerlo.


 http://lilianavarela.blogspot.com.ar/